Un salto cerca del cielo

El día de ayer los chilenos nos llenamos de orgullo por la presencia de uno de nuestros grandes exponentes en Los Juegos Olímpicos realizados en la Ciudad de Londres. Estoy hablando del gimnasta Tomás González quien en los últimos dos días logró dos históricos cuartos lugares en las pruebas de Suelo y Salto.

Para muchos hubiese sido un mérito mucho mayor que el gimnasta chileno hubiese obtenido alguna presea (sobre todo tomando en cuenta que tiene condiciones de sobra para lograrlo) Pero de todos modos hay que tomar en cuenta que se estaba enfrentando a los mejores del mundo en estas disciplinas y quedar posicionado en un lugar tan alto dentro de los deportistas lo sitúa inmediatamente dentro de la élite mundial.

Tomás González ha sido un deportista que ha tenido que luchar contra la indiferencia y el escaso apoyo prestado por las autoridades del deporte en nuestro país y aún así ha tenido el coraje suficiente para poder salir adelante y poder llegar a convertirse en uno de los mejores representantes de nuestro país a nivel mundial y no sólo en la gimnasia sino que en el deporte en general. Sus logros podrían llegar a compararse sólo con los de los futbolistas como Alexis Sánchez o Arturo Vidal, con la evidente diferencia que Tomás, a diferencia de ellos no cuenta ni con los medios económicos ni con el apoyo que sustenta a estos. Es por eso que su actuación, no sólo en estos Juegos sino también en los mundiales es, quizás, mucho más meritoria.

El día lunes no pude evitar que el corazón se me encogiera y que de un salto me levantara del sillón cuando Tomás realizó un salto poco menos que perfecto y que lo elevaba a un sitial que quedará dentro de la historia del deporte. Tal vez algunos puedan decir que las evaluaciones no fueron justas que se premiaba más el nivel de dificultad que la ejecución en sí. Pero eso es un aditamento junto con el logro que este muchacho de tan solo veintiséis años y al que aún le queda mucha carrera por delante para poder coronarse con medallas. Lo que verdaderamente destaca es el coraje y el empuje con el que Tomás ha llevado adelante su carrera.

Pero el triunfo de Tomás (porque a pesar de no haber obtenido medalla en ninguna de las dos disciplinas lo hecho por el gimnasta es un triunfo) me lleva a pensar en el escaso apoyo que el deporte, o mejor dicho los deportes que no son tan masivos como el fútbol, tiene en nuestro país. No existe acá una entidad que otorgue total apoyo a disciplinas que son de nivel olímpico. La Federación de Gimnasia de Chile no posee planes para poder desarrollar a los niños que deseen ingresar a esta maravillosa disciplina. Los pocos que lo hacen deben hacer sacrificios de orden tanto económico, como de tiempo y familiares para poder dedicarse a esto.  Lo mismo pasa con muchas otras disciplinas,  tales como la esgrima, el atletismo y muchas otras que sería largo enumerar.

La creación de ADO Chile (Asociación de Deportistas Olímpicos) ha sido un enorme paso adelante, pero esta es una entidad creada solamente por privados sin un apoyo mayor del gobierno. De no ser por ellos y de aportes desinteresados como los del conocido empresario chileno Leonardo Farkas, el sueño de personas como Tomás o de otros deportistas chilenos presentes en los Juegos, es posible que no se hubiese podido llevar a cabo. Es hora de que Chile se ponga a la altura de otros países que tienen proyectos deportivos y que apustan a futuro por la creación de nuevos talentos. Claro es el ejemplo de países como China (cuyo método es sumamente criticado y es algo llevado al extremo, pero que tomado con la justa medida podría ser aplicado a otros países) que en las últimas versiones de los Juegos ha logrado destacarse en diversas disciplinas. Es hora que nosotros como país exijamos a nuestras autoridades que apoyen a nuestros deportistas y que no se cuelguen solamente de sus triunfos.

Como sea, ahora con Tomás, con toda la garra, la disciplina y la humildad de un muchacho que es feliz sólo con llegar hasta donde ha llegado. Por su empuje hoy somos los orgullosos compatriotas de un hombre que ha luchado tanto con lo físico, con su talento, como con su corazón para poder situarse allá arriba en un lugar cerca del cielo.

Anuncios

Acerca de El Critico

Me gusta la television, soy un adicto y creo que para mejorarse lo mejor es compartir tu adiccion con otros.

Publicado el 07/08/2012 en Deportes, Opinión personal. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: