El Rincón del Crítico: Copiar no es robar.

Hola trastornados que tal, soy el Crítico otra vez desde Chile con este post que tiene un poco de retraso, pero que de todos modos les entrego porque para mí es un gusto estar con todos ustedes. Bueno dejándome de zalamerías (sino saben que es zalamería… búsquense un diccionario) les traigo un tema que creo que a muchos les va a interesar.

Hoy quiero hablarles del Copyright. Para lo que no sepan que es, les diré que a grandes rasgos el Copyright protege los derechos intelectuales de los autores e impide que se lucre con su trabajo de forma indiscriminada. Yo no digo que esto sea malo, para nada, es bueno que se quiera proteger el trabajo de la personas evitando el plagio y el lucro con el trabajo ajeno, el problema está cuando esos límites se traspasan y las compañías comienzan a convertirse en entes represivos que coartan todo tipo de libertad.

Por ejemplo esas continuas “redadas” para poder bajar enlaces de películas, series, discos, etc. Son una clara muestra de desesperación por parte de la industria, porque todas las descargas torrents, etc. que circulan por la red no estás violando ninguna ley. ¡Compartir es legal! La ley de propiedad intelectual existe para “proteger a los autores frente a la copia con fines de lucro”, si no existe el lucro, no existe delito. Voy a ponerles un ejemplo, si yo tengo una película, un disco o un libro y un amigo le gusta, puede pedírmela prestada e incluso sacarle copia si le gusta y quedársela. Eso es exactamente lo que pasa en internet, las personas que descarga material, están simplemente “pidiendo prestado” y no existe ninguna ley que impida prestar las cosas, eso sería absolutamente ridículo. Es problema está en que con internet una persona ya no le está prestando material solo a un amigo, sino a cientos, tal vez a miles y eso es lo que a las compañías les molesta.

La actuales leyes de Copyright no pretenden proteger a los autores, lo que pretenden es proteger a las propias compañías. El mejor ejemplo está en que hay músicos que han permitido la descarga gratuita de discos y temas a través de la red. A ellos no les molesta, les molesta a las compañías. Las que se han convertido en verdaderas mafias para poder proteger sus ganancias. Es mentira que la industria cinematográfica, musical o literaria esté en peligro, a causa de lo que ellos llaman “piratería”, palabra mal utilizada porque la “piratería” se constituye solamente cuando se lucra con el material descargado, la industria musical se sostiene muy bien a través de conciertos o de los discos que aún se venden, aunque en menos cantidad, el cine está resguardado gracias a la aparición de las películas 3D y los libros están comenzando el paso hacia la digitalización.

Las compañías están asustadas porque están perdiendo dinero y por eso entran en pánico y comienzan una caza de brujas, peor que las de la edad media, tratándonos a todos como delincuentes, como ladrones. Siendo que ellos también lo son, porque al imponernos leyes tan absurdas están pasando a llevar nuestros derechos fundamentales. Como el derecho a la libre expresión o a la libre asociación.

Por suerte existen asociaciones alrededor del mundo que impulsan el uso del “fair use”, del uso legítimo de las obras, es imposible que tengamos que estar sometidos a todas esas personas que por perder dinero, nos tratan como si fuésemos ladrones. Hace poco me encontré con la campaña que se llama “Copiar no es robar” y que está hecha de forma muy inteligente. Acá en Chile se han hecho campañas como “No soy delincuente”  o “Trato justo para todos” . Hay que despertar y decirle a las grandes corporaciones que no estamos dispuestos a que nos pasen a llevar en nombre simplemente de la ganancia monetaria.

Anuncios

Acerca de El Critico

Me gusta la television, soy un adicto y creo que para mejorarse lo mejor es compartir tu adiccion con otros.

Publicado el 26/03/2011 en El rincón del crítico. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Hola Sr. Crítico.

    ¡Excelente post!.

    Comprendo el punto y acepto que hay cosas que hay algunos puntos que se están pasando de castaño a oscuro en cuanto al asunto de las leyes de Copyright, sin embargo, en este asunto entran dos partes y ninguna de ellas está haciendo las cosas correctamente.

    Si bien es cierto que, como dices, todos tenemos derecho a “prestar”, el punto en discusión sería:

    ¿De quién es lo que estamos prestando?. ¿”Nos pertenece”?,

    ¿Tenemos derecho a intervenir en el proceso de compraventa, sin haber siquiera invertido una vez en esa transacción ajena?.

    ¿Estamos provocando pérdidas millonarias a raíz de nuestra acción?.

    Aunque no sea nuestro deseo el lucro, estamos faltando al principio básico que tengo como concepto de negocios: Los negocios deben ser redondos, es decir, deben reportar ganancias para ambas partes y con mi acción (no invertir siquiera una vez), estoy evitando que esas partes hagan negocio.

    Quizás todo fuera diferente si se usaran como dices, las fuentes oficiales, por ejemplo, si quieres escuchar la nueva canción de Eminen, entras a su página oficial y la escuchas allí y si quieres que alguien más la escuche, lo dices en tu blog pero haces la referencia de que lo escuchaste en la página oficial y pones el link para que las personas puedan entrar allí, lo cual reportaría un incremento en las visitas a dicha página y sería provechoso para el artista y/o para la compañía que lo/s representa que invierte millones de dolares en marketing e infraestructura para dar a conocer su talento con fines de lucro para ambas partes, pero, en vez de eso, el uso indiscriminado de las fuentes no oficiales, por no usar el término “piratas”, busca presentar un material “antes que el artista/compañía tenga oportunidad de hacerlo” y eso provoca que haya pérdidas millonarias, porque hay personas que no usarán ni siquiera una vez el producto oficial porque ya tienen un producto alterno.

    Con el tema de los conciertos, si, hay ganancias, pero ahora deben hacer hasta cinco veces trabajo. Deben viajar más, a mayor cantidad de países, muchas veces al año, año tras año “mientras aguanten”. Ese vivir de gira en gira, los acaba más rápido que a los artistas (de todo tipo) de antaño. ¿Es justo eso?.

    Digamos que no es nuestro problema como consumidores, igual, están haciendo lo que les gusta y les pagan por ello… pero… ¿Y si fuera nuestro problema?.

    Creo que para que nos respeten nuestros derechos debemos respetar los de los demás… y eso incluye, no pensar: Si ya se está ganando millones, qué importa que gane unos dólares menos por que yo no compre su disco o no vaya al cine a ver su película. Si todos pensamos así, entonces ¡no ganarían nada!.

    No tengo ni la menor idea de si YouTube paga a cada autor por cada vez que alguien escucha o ve algo en su red o bien toma un link para copiarlo en otra parte, pero… debería, ¿no?.

    El facebook por ejemplo, si bien es cierto que fue creado como una “red social”, para interactuar, ahora se usa como una herramienta comercial. Hay personas que usan esa infraestructura para ganar dinero. ¿No deberían pagar por ello?. Es decir, una empresa gasta miles de dólares en anuncios, porqué esa actividad no está regulada en cualquier medio para que todos paguen si desean hacerlo?.

    Yo creo que todo se puede. Recientemente publiqué en mi blog, que Facebook creo una moneda virtual que se puede usar para comprar servicios en la red, uno de los cuales, aunque sólo está disponible en Estados Unidos, es VER PELÍCULAS y eso que son películas “viejas” (con esto me refiero a películas que han pasado hace bastante su período de “estreno” que es el que se toma para medir su rentabilidad). ¿Porqué no hacerlo así?.

    ¿Porqué no dar oportunidad a que aquéllos que doblaron el hombro para conseguir un producto, que lucren con él y pasada la “veda”, cualquiera pueda disfrutar de ello?.

    Habrá miles de personas que esperarán a verlo después, como hay miles de personas que esperan ver las películas en televisión (y ni siquiera estoy hablando de cable), pero por lo menos se da un periodo de “gracia” de esta manera. ¿no?.

    Creo que la industria del entretenimiento no es una NECESIDAD persé y si este es el caso, deberíamos pagar por ello. ¿No?.

    Ahora bien, no pretendo que el periodo de gracia sea de 10 años que creo que es el periodo en algunos países en el que sobrepasado, se puede utilizar material literario on line “gratis” sin requerir una autorización expresa (por escrito) del autor, pero sí que le dejemos unos meses en vez de que salgan copias “no oficiales” ¡¡¡hasta un año antes de que se estrenen!!!.

    Cabe destacar que, considero un “servicio”, el publicar SIN FINES DE LUCRO (a nivel personal), el material publicitario (los trailers, las imágenes, etc.) de cosas que me gustan o llaman la atención. Por esto es que considero que no debería ser yo quien pagara a las empresas por usar dicho material, sino que considero que es, por por poner un ejemplo, Youtube, quien debería hacerlo. ¿No?.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: